[ panal ]   [ jovis ]   [ sapiens ]   [ lqs ]   [ sya ]  
[ Inicio ] [ Exposición Permanente ] [ Hemeroteca ] [ Otros sitios ]
Ya está disponible el PropóleoZine #2.
Disponible en la hemeroteca.
>v

CONCEPTOS MARXISTAS

A continuación presento algunos términos que pueden aparecer o que están relacionados directamente con el primer tema del proyecto de investigación. De esta manera pretendo clarificar unos conceptos que a veces estamos muy acostumbrados a oír e incluso a manejar, pero que difícilmente llegamos a comprenderlos en su totalidad. No se trata de hacer un estudio en profundidad de cada término, sino de exponer sus puntos fundamentales, por lo que si se quiere hacer un estudio más en profundidad, recomiendo acudir a las fuentes Marxistas, y entre ellas al "Diccionario del Pensamiento Marxista" de Tom Bottomore, del cual he extraído la mayoría de definiciones, con apoyatura en otros textos.


ALIENACIÓN
Es la acción mediante la cual una persona, grupo, institución o sociedad se vuelve enajenada con respecto a los resultados o el producto de su actividad, respecto a la naturaleza en la que vive y respecto a otros seres humanos. Concebido así, la alienación es siempre auto-alienación, es decir, la alienación del hombre con respecto a sí mismo y a través de sí mismo. Este término es tan utilizado en la teoría marxista como en filosofía, economía, derecho etc. Los primeros que desarrollaron el concepto fueron Hegel y Feuerbach en su "Fenomenología del Espíritu".

ARISTOCRACIA
Su definición es muy compleja. Desde que Marx utilizó el término en su teoría de la clase dirigente en conflicto con las demás clases mediante el cual mantiene su hegemonía, otros historiadores han utilizado este mismo término para analizar otras sociedades del pasado como la Griega, la Romana, o las pre-industriales.
La Aristocracia obrera se define como ciertos estratos superiores de la clase obrera. Son un estrato privilegiado y Lenin los identificó con los reformistas. Es un concepto que se suele ir identificando con cierto "aburguesamiento".

ASOCIACIÓN INTERNACIONAL DE TRABAJADORES. I INTERNACIONAL (A.I.T.)
Tuvo lugar entre 1864 y 1876. Fue una federación internacional de organizaciones de trabajadores de la Europa Central y Occidental en el momento en que el movimiento obrero comenzaba a resurgir tras las derrotas de 1848 y 1849. Marx y Engels iban a desempeñar un papel clave en su dirección. Se redactó un "Manifiesto Inaugural" y unas reglas elaboradas a fin de posibilitar la cooperación entre los líderes liberales. Se admitía la afiliación de los miembros individuales y de organizaciones locales y nacionales. Su consejo general, elegido en los congresos anuales. Tuvo su sede en Londres hasta 1872.
Las otras Internacionales serán comentadas en notas a pié de página llegado su momento.

BOLCHEVISMO
Término que se refiere al movimiento a favor de la revolución socialista marxista o a la práctica del mismo, mientras que el Leninismo es el análisis teórico de la revolución socialista. Lenin fue el fundador de esta tendencia política. Nació como movimiento en el II Congreso del Partido Socialdemócrata Ruso del Trabajo (PSRT) en 1903. Lenin abogó por una integración partidaria plena y activa políticamente, comprometida con el movimiento, a diferencia de la integración sindicalista. El partido se dividió entonces en Bolcheviques y Mencheviques. Desde marzo de 1918 se llamó Partido Comunista Ruso (Bolchevique) y en diciembre de 1925 pasó a llamarse Partido Comunista de la Unión Soviética (Bolchevique).
Su estrategia política era la activa dedicación a la política como vanguardia de la clase obrera. Sus militantes eran activos marxistas dedicados a la revolución y el resto debían ser excluidos. Así se posiciona como líder de la lucha contra la burguesía y en pro de la revolución. Todos los miembros se debían a la dirección, a la cual eligen ellos mismos por votación, produciéndose un centralismo básico según sus ideas (Centralismo Democrático), para realizar la lucha.

BURGUESÍA
Engels la definió como "la clase de los grandes capitalistas, que están en todos los países civilizados, en posesión exclusiva de todos los medios de producción y de las materias primas e instrumentos necesarios a la producción", y como "la clase de los capitalistas modernos, dueños de los medios de producción social y empleadores del trabajo asalariado". La burguesía como clase económica dominante que controla el aparato del Estado y la producción cultural está enfrentada a la clase obrera y en conflicto con ella. Hay dos cuestiones importantes en torno a las relaciones Burguesía-Proletariado: uno se refiere al grado de separación entre la burguesía y la clase obrera y a la intensidad del conflicto de clase entre ellas. La segunda es la de la naturaleza y el papel de la burguesía en las sociedades capitalistas.

CAPITAL
En lenguaje corriente designa el patrimonio que forma la riqueza de cualquier individuo. También puede indicar una cantidad de dinero o a la propia inversión como instrumento financiero.
La economía burguesa amplía más aún el término permitiendo que abarque cualquier activo de la clase que sea y que pueda ser utilizado como fuente de ingresos: una casa, por ejemplo, puede ser considerado capital de una persona. En general, es un activo con potencia de generar unos ingresos para el poseedor. Es aplicable a cualquier tipo de sociedad y no es específico de ninguna. Sienta la posibilidad de que cualquier objeto inanimado, por si solo, sea productivo. Sin embargo, la concepción Marxista del Capital niega estos dos puntos: para el marxismo, el capital es algo específico del capitalismo si bien lo antecede. En la sociedad capitalista la producción de capital es predominante y gobierna todo los demás tipos de producción. No es cosa alguna sino una relación social que aparece con forma de cosa. Tiene que ver con el hecho de hacer dinero pero los bienes que hacen dinero encuentran una relación particular entre los que tienen y los que no disponen de capital, y esta relación de propiedad privada que se engendra se reproduce constantemente. Sin embargo, no toda la suma de dinero es capital, debe de haber un proceso definido de circulación: vender y comprar obteniendo un beneficio al final de las operaciones.

CAPITALISMO
Modo de producción en el cual el capital, en sus diferentes formas de aparición, es el principal medio de producción. El capital puede asumir cualquier forma material, ya sea dinero, crédito o cualquier otra para la compra de la fuerza de trabajo y los materiales de la producción. El rasgo fundamental del capitalismo es la propiedad privada del capital en manos de una clase con exclusión del grueso de la población.
La palabra capitalismo rara vez denota el sistema de ideas que propaga un cierto modo de producción. Significa solo una fase histórica y como tal, sus líneas de demarcación han sido muy controvertidas. El Capitalismo se caracteriza por:
- La producción con vistas a la venta en mayor medida que para la utilización por parte de los numerosos productores.
- Un mercado en el que la fuerza de trabajo se compra y se vende, en el que el modo de intercambio consiste en un salario en dinero por periodo de tiempo trabajado o por una labor específica.
- Utilización del dinero como medio predominante, si no universal, de intercambio. El capital permite así la máxima flexibilidad a su poseedor. Esto da un papel sistemático a los bancos y a los intermediarios financieros.
- El capitalista controla el proceso de producción (proceso de trabajo). Esto implica en control sobre la contratación y el despido de los obreros según interese, y también sobre la elección de las técnicas, la gama de bienes producidos, las condiciones de trabajo y los preparativos para la venta.
- El control de las decisiones financieras: el uso universal del dinero y del crédito facilita la utilización de recursos de terceros para financiar la acumulación. Esto implica el poder del empresario de contraer deudas, emitir acciones o hipotecar la fábrica o el negocio para conseguir recursos. Los obreros quedan excluidos de estas decisiones pero, sin embargo, sufren sus consecuencias.
- Competencia entre capitales: el control de los capitalistas sobre el trabajo y sobre la estructura financiera es modificado por operar en un medio de competencia con otros capitales que producen la misma mercancía debiendo rebajar los costes para ser más competitivos por lo que se tiende a reducir los salarios.

CLASE
El concepto de clase es el punto de partida de toda la teoría Marxista. La estructura de clases del capitalismo primitivo y las luchas de clases en esta forma de sociedad constituyen el principal punto de referencia para la teoría marxista de la historia. Posteriormente la idea de conflicto de clases fue ampliada como fuerza impulsora de la historia. Marx y Engels reconocían que la clase era un rasgo prominente exclusivo de las sociedades capitalistas y que "la clase en sí misma es un producto de la burguesía".
Marx quiso afirmar la existencia de una división fundamental de clases en todas las formas de sociedad más allá de las comunidades tribales primitivas.
Clase Dominante: Es una clase económicamente dominante que en virtud de su posición económica domina y controla todos los aspectos de la vida social. Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes en cada época. La clase ejerce el poder material dominante de la sociedad y su poder espiritual pues tiene en sus manos ambos medios de producción.
Clase Media: Marx usó el término en el sentido de una "Pequeña Burguesía" para designar la clase o estrato que se encuentra entre la burguesía y la clase obrera y menciona el aumento de la clase media como un rasgo importante del desarrollo del capitalismo. Marx y Engels consideraban que constituía un elemento conservador de la sociedad y que era, junto con la aristocracia, un elemento reformista en el seno de los movimientos obreros, los marxistas la consideraron principalmente base social de los movimientos fascistas.
Clase Obrera: Empeñado en su lucha contra la burguesía, era la clase que llevaría a cabo la destrucción del capitalismo y la transición al socialismo: es la clase que pertenece al futuro. Durante la primera mitad del S. XIX se desarrolló el movimiento de la clase obrera de acuerdo con las expectativas de Marx y Engels. Posteriormente la clase obrera se dividió en reformistas y revolucionarios aunque también tuvo posiciones intermedias. Las divisiones se acentuaron más después de la revolución rusa con la creación de la III Internacional (Comunista). Esta disputa se ha mantenido hasta nuestros días.

COMUNISMO
La palabra Comunismo proviene de las sociedades secretas revolucionarias de Paris que se organizaron en la década de 1930-40. Marx, lo entendía como un movimiento político de la clase obrera en la sociedad capitalista así como la clase de sociedad que dicha clase obrera crearía por medio de la lucha una vez conseguidos sus objetivos. En el manifiesto comunista declara que los comunistas no forman un partido político opuesto a otros partidos obreros pues los intereses del proletariado son los mismos. En la segunda mitad del S. XIX "Socialismo" y "Comunismo" se usaron como sinónimos. Incluso Marx y Engels aceptaron el término de "Socialdemócratas" con reservas.
Tras la III Internacional (Comunista) en 1917, se separó en la práctica comunismo y socialismo, siendo el comunismo una práctica revolucionaria dirigida al derrocamiento violento del capitalismo y el socialismo, un movimiento más constitucional de reforma acumulativa.
Con Stalin, el comunismo pasó a tener un sentido más de partidos autoritarios caracterizados por la subordinación de los partidos comunistas nacionales al partido soviético. Con la muerte de Stalin, el movimiento comunista entra en decadencia.

DEMOCRACIA
Marx se comprometió activamente con la democracia directa con el fin de la desaparición del estado. Su primera concepción implicaba una crítica del principio de representación y la perspectiva de que la verdadera democracia entraña la desaparición del Estado, desapareciendo la dicotomía entre "gobernantes" y "gobernados". En vez de decidir una vez cada x años qué miembros de la clase dominante han de representar y aplastar al pueblo, el sufragio universal habría de servir al pueblo organizado en comunas. Sin embargo, nunca entró en cuestiones de procedimiento. Su concepción de la burocracia burguesa (sufragio universal, libertades políticas, gobierno de la ley, rivalidad política, etc.) era compleja y un poco contradictoria.
Lenin, veía la democracia burguesa, como cualquier otra forma de estado, como un gobierno de clase que había que sustituir por la dictadura del proletariado bajo la forma de los soviets.
Gramsci aporta una visión nueva. Para él, el desarrollo de las fuerzas populares dentro de las democracias burguesas, por medo de la movilización y la organización políticas y del desarrollo de una cultura contraria a la hegemónica, podría estimular las posibilidades que las democracias burguesas puedan contener para la transformación socialista.
Sobre la cuestión de la democracia bajo el socialismo, ni el marxismo clásico, ni el marxismo-leninismo dicen mucho al respecto, aunque por cuestiones diferentes, aunque algunas escuelas de pensamiento las discutieron abiertamente, como el "Austro-marxismo".
[]
DICTADURA DEL PROLETARIADO
Marx no define en ningún lugar qué quiere decir con este concepto. Sí habla en función de la permanencia de la revolución, de la dictadura de clase del proletariado como paso intermedio necesario en el camino hacia la abolición general de las diferencias. En el folleto que escribió sobre la comuna de Paris de 1871, define dicha comuna como una dictadura del proletariado en la que se elimina la policía, se desmantela el aparato del Estado y los miembros de la comuna eran obreros funcionando como una corporación de trabajo, suprime el ejército permanente y lo sustituye por el pueblo armado y todos los funcionarios tienen el sueldo de obreros manuales. De este modo reconoce en la Comuna un intento de dar el poder a la clase obrera y de crear un régimen lo más parecido posible a la democracia directa.
El concepto Dictadura del proletariado tenía para Marx un sentido literal, siendo no solo un régimen sino más bien una forma de gobierno en el que la clase obrera gobernase realmente y realizase las tareas que hasta entonces había realizado el Estado.

ÉLITE
Wilfredo Pareto y Gaetano Misca fueron quienes teorizaron sobre las élites desde el punto de vista contrario al Marxismo. Ambos afirmaban que la división de la sociedad en grupos dominantes y subordinados es un hecho universal e inalterable. Defendían que siempre, en todas las sociedades a lo largo de la historia del ser humano, han existido élites dominantes que gobiernan y otros que son gobernados. Esta minoría dominante lo sería según ellos por poseer unas cualidades superiores de ciertos individuos, o por dominio inevitable de una minoría organizada sobre la mayoría desorganizada. Gramsci relaciona este élite con el sector intelectual del grupo dirigente. Mills, en los años 50, analiza las élites y distingue tres tipos (económica, política, militar) sin resolver el problema de su constitución en una sola élite de poder y cómo están vinculados entre sí.

EMANCIPACIÓN
Según Las teorías liberales, la libertad es la falta de interferencia o de coerción en las relaciones humanas, pero el marxismo, heredero de una visión más amplia que procede de filósofos como Spinoza, Rousseau, Kant y Hegel, va más allá y concibe la libertad como una autodeterminación. Los marxistas tienden a ver la libertad desde la perspectiva de la supresión de los obstáculos que se oponen a la emancipación humana, el desarrollo múltiple de las energías humanas y la creación de una forma de asociación digna de la naturaleza humana. Entre los obstáculos para la consecución de estos logros está el trabajo asalariado. La superación de esta traba debe ser una empresa colectiva, y la libertad como autodeterminación es colectiva en el sentido de que consiste en la imposición cooperativa y organización del control humano de la naturaleza y de las condiciones sociales de la producción. Según esta visión, sólo en una sociedad no capitalista cada individuo dispone de los medios para cultivar sus dones sin las restricciones burguesas.
Esto ha llevado a los marxistas a subestimar y denigrar las libertades económicas y cívicas de las sociedades capitalistas liberales y tanto Marx como Lenin veían la libertad vinculada al egoísmo y a la propiedad privada ya que para ellos, las relaciones de intercambio capitalistas son incompatibles con la libertad genuina.

ESTADO
El Marxismo considera al Estado la institución que está por encima de todas las demás y cuya función es mantener y defender el dominio y la explotación de las clases: Marx y Engels dijeron en El Manifiesto Comunista: "El poder ejecutivo de Estado moderno no es sino un comité para administrar los asuntos comunes de toda la Burguesía". Y también: "Tan pronto como, en el transcurso del tiempo, hayan desaparecido las diferencias de clase y toda la producción esté concentrada en manos de la sociedad, el Estado perderá todo carácter político. El poder político no es, en rigor, más que el poder organizado de una clase para la opresión de la otra". Marx. K. y Engels. F. El Manifiesto Comunista. Editorial Alba. Madrid. 1996. Pág. 79.
En la Filosofía del Derecho Hegel intentó presentar al Estado como encarnación del interés general de la sociedad, situado por encima de los intereses particulares y capaz de superar la división existente entre el individuo como persona y como ciudadano. Sin embargo, Marx rechaza esto en Crítica de la Filosofía del Estado de Hegel basándose en que el Estado no se preocupa de los intereses generales sino que defiende los intereses de la propiedad. El remedio a esto, para Marx, es el logro de la democracia. Sin embargo pronto aumentó esta demanda ya que la emancipación política por sí sola no puede conseguir la emancipación humana. Esta requiere una reorganización más profunda de la sociedad mediante la abolición de la propiedad privada.
El Estado, para Engels, es el Estado de la clase dominante económicamente, y políticamente por medio de él, adquiriendo así nuevos medios para explotar a la clase oprimida. Tanto Marx como Engels le otorgan un grado importante de autonomía, siendo independiente de la sociedad que gobierna según los deseos de la clase dominante.
El nuevo capitalismo monopolista de Estado, descripción del actual capitalismo avanzado, implica una asociación entre los que controlan el Estado y los que poseen y controlan los medios de la actividad económica.

EXPLOTACIÓN
Marx utiliza este concepto en dos sentidos: Para indicar el uso que se hace de un objeto por sus posibles beneficios; así sería la explotación de los recursos naturales. En este sentido, explotación es un término despectivo y es parte de la crítica de Marx al capitalismo.
El segundo sentido en que Marx lo aplica es cuando las fuerzas de producción más del mínimo necesario para la supervivencia, entonces la producción de un excedente permite la explotación, base de la sociedad de clases. La explotación se da entonces cuando un sector de la población produce un excedente que no le pertenece porque lo controla otra clase. Esta explotación gira en torno a la forma de explotación que se da en un modo de producción dado. La explotación produce, entonces, la lucha de clases. En el capitalismo, la explotación de la clase obrera adopta la forma de extracción de plusvalía por la clase capitalista y otras clases explotadoras se reparten la distribución de la plusvalía. El acceso al excedente depende de la posesión de propiedad, por lo que la clase explotada vende su fuerza de trabajo para sobrevivir. La explotación capitalista se efectúa normalmente sin la intervención directa de fuerzas o procesos no económicos. La producción capitalista genera excedente porque los capitalistas compran fuerza de trabajo de los obreros pero extraen de ellos un valor superior al valor de su salario. Por esto la explotación se da en el capitalismo a espaldas de sus participantes, tras la fachada del intercambio libre e igualitario.

IGUALDAD
La teoría marxista acepta dos principios de igualdad de acuerdo con dos fases de la sociedad post-revolucionaria. En la primera fase prevalece el "De cada cual según sus capacidades, a cada cual según su trabajo". Este principio de distribución equitativo solo se realizará por primera vez en la sociedad post-revolucionaria. No obstante, como los logros individuales se deben a diversos motivos (capacidad, medios naturales, etc.) y son diferentes entre sí, este principio no alcanza una igualdad justa. En tanto que se aplica a todos los individuos una norma abstractamente equitativa, reciben de hecho un tratamiento materialmente desigual.
La segunda fase "de cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades" se corresponde con la fase comunista superior de la sociedad post-revolucionaria. Tan solo bajo el comunismo se dará el tratamiento realmente igual de todos los seres humanos desiguales con todas sus necesidades desiguales. Así se presupone que prevalece el afán de tener cada vez más cosas materiales en una sociedad que garantiza una existencia adecuada a cada cual y en la que se han eliminado las jerarquías de poder y de prestigio. Estos valores post-materiales surgen también espontáneamente en sociedades altamente industrializadas, estableciéndose una "moderación racional".

IMPERIALISMO
El uso más común del término imperialismo es su referencia a la relación económica y política entre lo países capitalistas avanzados y los retrasados. Desde la II Guerra Mundial, imperialismo es sinónimo de opresión y explotación de los países más débiles por los más poderosos.
El imperialismo hace referencia al proceso de acumulación capitalista a escala mundial en la era del capitalismo monopolista. La teoría consta de tres elementos: 1) el análisis de la acumulación capitalista, 2) la periodización del capitalismo en épocas, 3) la situación del fenómeno en el contexto de la división política en "Países". De ello se derivan tres líneas de investigación: 1) las relaciones entre países capitalistas avanzados, 2) el impacto del capitalismo sobre las formaciones no capitalistas y 3) la opresión de pueblos subyugados por el poder del capital.
Lenin enumeró las características del fenómeno imperialista: 1) la exportación de capital y de mercancías adquiere una importancia fundamental, 2) la producción y la distribución queda centralizadas en Trusts y Cartels, 3) el capital bancario e industrial se fusionan, 4) los poderes capitalistas se dividen el mundo en esferas de influencia, 5) esta repartición crea conflictos inter-capitalistas para repartirse el mundo continuamente. El capitalismo se caracteriza por la exportación de capital y mercancías con la mediación de los estados (Lenin). Kautsky definía el imperialismo como la relación entre los países capitalistas avanzados y los países subdesarrollados.

INFRAESTRUCTURA Y SUPRASTRUCTURA
Marx y Engels identifican la Infraestructura con el total de la estructura económica de una sociedad creada a partir de las relaciones de producción y de clase entre los seres humanos, la cual condiciona la existencia y las formas del Estado así como su conciencia social. La Supraestructura, por su parte, es la organización social, traducida en instituciones, que evoluciona a partir del comercio y de la producción, que son la base del Estado y del resto de la Supraestructura. Es la conciencia o visión del mundo perteneciente a una clase: toda una serie de sentimientos, ilusiones, modos de expresar y pensar así como de concepciones de la vida. La clase los crea y les da forma a partir de sus cimientos materiales. Esta Supraestructura no es autónoma ya que tiene su fundamento en las relaciones de producción, de carácter social. Por lo tanto, todo conjunto particular de relaciones económicas determina la existencia de formas específicas de Estado y conciencia social adecuadas a su funcionamiento y cualquier cambio en la Infraestructura conlleva cambios en la Supraestructura.
Sin embargo, la relación entre ambas es ambigua ya que no dependen por completo de las relaciones económicas, Marx defiende también la existencia de unas condiciones históricas que las determinan. Cada época, con su producción material, tiene una producción espiritual diferenciada que compone los momentos históricos y que ejerce una influencia sobre la Infraestructura. La Supraestructura de ideas no es concebida como mero reflejo pasivo, sino que posee una determinada efectividad. Althusser destaca como la economía es siempre determinante de las relaciones entre Infraestructura y Supraestructura, pero no siempre es dominante en estas relaciones, puede determinar que uno de los dos niveles Supraestructurales sea dominante durante un espacio de tiempo, lo cual supone una especie de "autonomía relativa" de la Supraestructura. Para terminar, la producción material evoluciona de manera desigual con relación a ciertos aspectos de la Supraestructura como la producción artística y jurídica, quedando fuera del desarrollo general de la sociedad.

PROLETARIADO O CLASE OBRERA
Para el marxismo, la clase obrera es la fuerza política que llevaría a cabo la destrucción del capitalismo y la transición al socialismo: es la clase del futuro, en palabras de Marx. En la II mitad del S. XIX los movimientos de la clase obrera se formaron de acuerdo con las expectativas de Marx y Engels aunque con lentitud. Seguidamente se plantearon dudas (Berenstein) acerca de la lucha de clases y su papel revolucionario a favor de una política de transición más gradual y pacífica. Entonces el movimiento de clase se dividió en el ala reformista y el ala revolucionaria, con algunas posiciones intermedias. Estas divisiones se acentuaron mucho después de la Revolución Rusa con la creación de los partidos Comunistas y la III Internacional (Comunista) en contraposición a la II Internacional y a los socialdemócratas. Esta división continúa hasta hoy, pero se debe analizar la situación real y la perspectiva política de la clase obrera en los países capitalistas. Solo ha sido una minoría en occidente la que ha desarrollado una conciencia de clase y revolucionaria, no arraigando ninguna conciencia socialista con profundidad en la clase obrera. Los leninistas contraponían a esto con la idea de que la conciencia revolucionaria se debe de educar, lo que suponía para Lukács imponer una dictadura de partido sobre la clase.
Otra corriente ve el desarrollo de la política de clase obrera en el S. XX como una conquista más gradual por reformas sucesivas, una "Revolución lenta" (Otto Bauer) cuyo resultado es la socialización de la economía y la construcción de una forma socialista democrática. Ante esto se plantea el problema del descenso de la clase obrera en los países capitalistas avanzados aunque últimamente se tiende a ver una "proletarización de la clase media" (Braverman) o también una "aparición de una nueva clase obrera" (Mallet).

[]
Largo de mensaje
0/16008