[ panal ]   [ jovis ]   [ sapiens ]   [ lqs ]   [ sya ]  
[ Inicio ] [ Exposición Permanente ] [ Hemeroteca ] [ Otros sitios ]
PROPOLEO-ZINE NÚMERO 3 EN MARCHA

FECHA TOPE PARA ENVIAR: 30 DE OCTUBRE
TEMA: 'paisaje' como un abstracto que implica un observador y un territorio/espacio que se visualiza, mirar por la ventana y la marginalidad es un paisaje desolador, la familia desayunando en la cocina desde tu silla puede ser un paisaje hermoso, podrías mirar a tu pololo/a y describir el paisaje en sus ojos.
hilo
>v

Tengo una duda en relación al materialismo y al idealismo y no sé si es que me falta leer algo -no he leído el capital de marx, sólo el de cafiero- o si hay algún materialista dialéctico que diga algo al respecto:

¿Hay alguien aquí que sea materialista, como los marxistas-materialistas, o los materialistas dialécticos? Tengo una duda que no sé si es idea mía nomás, o realmente es parte del materialismo. Si es cierto que las condiciones materiales son el determinante de los sujetos y estas siguen una linea que los lleva a liberarse cada vez más (la libertad es la dirección en la que avanza la linea, o sea, como transcurre la historia a través del tiempo), ¿por qué sucede tanto que para acercarse cada vez más a la libertad, es necesario que conceptos del idealismo terminen rellenando los huecos que llevan al materialismo a un estado fascista donde la materia determina hasta la forma en la que se relacionan los humanos (digo, por si me expliqué mal, que ideas del idealismo van rellenando los huecos para que el materialismo no lleve al fascismo)? ¿Hay algo que haya pasado por alto o el materialismo marxista -o materialismo dialéctico- sólo puede funcionar si en su interior, bien oculto, también guarda los problemas que recrimina del idealismo?
[]
Contextualizador wikipedístico para >>1 por si alguien necesita:

Idealismo:
Se basa en la idea de que nosotros los humanos somos capaces de elaborar concepciones de la naturaleza y el ser de Dios, mediante la mera reflexión. De acuerdo con esta concepción, el mundo y la mente humana existen con dependencia, uno de otra. En contraposición al empirismo y sus derivados (el positivismo y el realismo, por ejemplo), para descubrir las características fundamentales del mundo no sería necesario examinarlo, sino que bastaría con la reflexión, privilegiando así, las ideas sobre la experiencia como fuente de conocimiento.
De acuerdo con Mario Bunge, el idealismo es la familia de teorías filosóficas que afirman la primacía de las ideas o incluso su existencia independiente. Un sinónimo es el inmaterialismo. El materialismo rechaza el idealismo. El idealismo no es precisamente antagónico al realismo pues hay filosofías idealistas (idealismo objetivo) que postulan una existencia de objetos abstractos independientes del observador.
El idealismo supone que los objetos no pueden tener existencia sin que haya una mente que esté consciente de ellos. Para poder conocer las cosas, se debe tomar en cuenta la conciencia, las ideas, el sujeto y el pensamiento.

Materialismo:
El materialismo es la idea que postula que la materia es lo primario y que la conciencia existe como consecuencia de un estado altamente organizado de ésta, lo que produce un cambio cualitativo.
En cuanto a la relación del pensamiento humano y el mundo que nos rodea y la cognoscibilidad de ese mundo, el materialismo afirma que el mundo es material y que existe objetivamente, independientemente de la conciencia. Según esta concepción, la conciencia y el pensamiento se desarrollan a partir de un nivel superior de organización de la materia, en un proceso de reflejo de la realidad objetiva.
El materialismo también sostiene que la materia no ha sido creada de la nada, sino que existe en la eternidad y que el mundo y sus regularidades son cognoscibles por el humano, ya que es posible demostrar la exactitud de ese modo de concebir un proceso natural, reproduciéndolo nosotros mismos, creándolo como resultado de sus mismas condiciones y además poniéndolo al servicio de nuestros propios fines, dando al traste con la “cosa en sí, inasequible”.
Las afirmaciones del materialismo entran en oposición con las del idealismo. Al afirmar que sólo hay una "clase de sustancia" (la materia) el materialismo es un tipo de monismo ontológico.
>>2
En cuanto a la relación del pensamiento humano y el mundo que nos rodea y la cognoscibilidad de ese mundo, el materialismo afirma que el mundo es material y que existe objetivamente, independientemente de la conciencia. Según esta concepción, la conciencia y el pensamiento se desarrollan a partir de un nivel superior de organización de la materia, en un proceso de reflejo de la realidad objetiva. El materialismo es la idea que postula que la materia es lo primario y que la conciencia existe como consecuencia de un estado altamente organizado de ésta, lo que produce un cambio cualitativo.
Me manifiesto en acuerdo con esto.

>>1
¿Por qué sería el fascismo algo que hay que evitar?
>>3
¿Por qué sería el fascismo algo que hay que evitar? No lo sé. Entiendo las desventajas que tiene un fascismo en el sentido del que hubo en italia: represión, violencia, asesinato ocultado por el aparato estado, etc. No soy de los que crea que todo sistema autoritario es fascista porque me parece un reduccionismo innecesario que genera confusiones políticas: el fascismo es un partido autoritario de derecha, a diferencia de las dictaduras comunistas o marxistas que son regímenes autoritarios de izquierda. Entiendo que ambos causan destrozos similares, pero creo que es necesario matizar la orientación política para entender bien cómo se han dado en la historia. [1]

Pero mi duda no iba en si el fascismo es o no algo a evitar, sino en la aparente contradicción del materialismo dialéctico, o del materialismo marxista, que renegando del idealismo, parece no poder quitárselo de su misma constitución. Lo preguntaba porque por más certero que uno encuentre el materialismo dialéctico, estuvo marcado por su carácter idealista, sobretodo en la práctica; y lo pongo también en el sentido intelectual: los países que llegaron al socialismo lo hicieron a través de un idealismo de la voluntad práctica (chile, cuba, russia); los países que no lo lograron, contaminaron con marxismo a occidente a nivel intelectual (alemania y francia).
Actualmente, la izquierda y la derecha no pueden ser separados en marxistas, fascistas o capitalistas, ya que, al menos en chile, todos los partidos con posibilidad de acceder a la presidencia son liberales. Sin embargo, pese a que la influencia del materialismo dialéctico ha desaparecido del mundo político, el idealismo que persuade a las masas no; lo que se puede ver en las peleas intelectuales -de derecha a izquierda- que no cambian nada en la realidad, liberales de centro, liberales de derecha; progres persuadidos de redes sociales, liberales persuadidos de redes sociales, fachos persuadidos de redes sociales.

Bueno, si a alguien le interesa, la conclusión que saqué del problema la encontré en las fuentes de izquierda que critican al materialismo dialéctico, es decir, los propios marxistas posteriores a Adorno y Horkheimer, los anarquistas, acratas y otros materialistas no marxistas: el materialismo dialéctico sólo puede entrar a pelear el poder administrativo -del estado o de la cultura- usando al idealismo como medio de persuasión y combustible de movilización para sus recursos humanos, porque el problema no es el materialismo en sí, sino la estructura primitiva que tenemos de administración, el estado y el mercado. Es el mismo argumento que uno escucha una y otra vez en internet, tv y cualquier medio, por lo que me siento decepcionado. [2]

[1] Una explicación medianamente decente puede encontrarse en la diferencia de matices que hace Zizek entre los totalitarismos fascistas y nazis, frente al totalitarismo estalinista. Zizek señala que en el totalitarismo stalinista, aún cuando eres un criminal y un traidor, continúas siendo parte del pueblo y debes ser juzgado públicamente y cumplir con los mandatos del pueblo (esto es parte de la dialéctica de la ilustración y es una de las cosas que hacen de Rousseau un personaje tan benevolente como maligno -que por lo demás lo encuentro notable-: Para vivir en sociedad, el hombre debe abandonar su libertad natural -hacer lo que quiera, si es que puede- en busca de la libertad general -hacer lo que pueda, sin violentar al pueblo-). Por otro lado, los totalitarismos de derecha deshumanizan al enemigo y los traidores, porque ellos no son el verdadero pueblo [su pensamiento deviene de la idea de que "el mejor" o "el más fuerte" es el que debe poner las reglas y los demás ser dominados (sea en este caso, un pueblo elegido gobernado por un líder aristócrata)]. relevante documento y relevante documento

[2] Un resumen de dónde surge esto puede encontrarse en wikipedia, con el pesimismo marxista frente al bugman de su tiempo:
Concepto de Ilustración
La sociedad habría creado un concepto de razón definiéndola como un instrumento de dominio de la naturaleza y del semejante. No nos dábamos cuenta de la trampa en la que, al pensar esto, estábamos cayendo. Porque al dominar la naturaleza el humano debe dominarse a sí mismo, reprimir lo que hay en él de naturaleza, con ello se disuelve la individualidad creadora en la racionalidad económica. Como consecuencia, un enfoque positivista de la ciencia sería también otra medida de control. Así, la forma de pensar de la Ilustración gira en torno a la razón, y este sistema racional sienta las bases de una filosofía que daría lugar a la sociedad moderna. El llamado racionalismo remite a una forma de pensar heredada y tratada como una verdad absoluta, lo cual es erróneo. La sociedad moderna es, pues, una sociedad donde el conocimiento científico adquiere un valor superior a cualquier otro. Según Adorno y Horkheimer, lo que se entiende por Razón funciona como un mecanismo de dominio sobre la naturaleza y el otro. Sin embargo, pensar de manera racional no supone una actitud de despotismo. El concepto de razón dominante ha funcionado en relación con un sistema de poder cultural y político, en el cual, tener razón supone tener autoridad. Es por esto por lo que el poder del conocimiento científico se pone al servicio de los intereses dentro de un sistema autoritario.
Idealismo cartesiano
Este concepto remite al considerado como padre fundador de la filosofía moderna, Descartes. La frase Pienso luego existo es el eslogan que mejor define esta filosofía, y establece un sistema jerárquico en el que las ideas son las que permiten articular lo real, que no se puede conocer a no ser que no se entienda antes en el terreno teórico, llamado terreno ideal, o terreno de las ideas. Así, la práctica no puede darse sin que antes se teorice sobre ella. Esta relación idealidad-realidad nos remite a la relación sujeto-objeto, en la que el primero decide y de alguna manera, opera, sobre el segundo. En el terreno social, podríamos aplicar también esta analogía: la sociedad resulta ser un objeto de estudio sobre el cual opera el filósofo (al igual que proponía Platón).
Totalitarismo
Los autores abordarán desde la perspectiva de la ciencia positivista como una filosofía que funciona de la misma manera que un mecanismo totalizante si trasciende más allá del plano filosófico, ya que en el momento en que las ciencias sociales intentan dar una perspectiva total de su campo, tienen de fondo una intención totalitaria, pues la realidad se ve subordinada a un sistema de ideas totalizador.
Consecuencias socioculturales
En la sociedad moderna, pues, quedan unidas la definición de sociedad y de dominio. Es como decir que la sociedad moderna está condenada a este dominio. Para controlarla se recurrirá a una pauta de sistematización, o lo que es lo mismo, estandarización, según principios de organización y bases de autoridad. Desde el punto de vista del sujeto tendremos un sujeto atrofiado, nada creativo, un sujeto aislado e individual. Para muchos, el hecho de que el sujeto se encuentre atado a la norma lo convierte en el sujeto ideal.

[]
Largo de mensaje
0/16008