3892.lqs Respuesta a 'Jorge Baradit One' 113.blog Respuesta a 'Autodidacta' 3891.lqs Respuesta a 'Jorge Baradit One' 3890.lqs Respuesta a 'Jorge Baradit One' 671.cht Respuesta a 'Z I N E D E L A C O M U N I D A D' 351.pas Nuevo hilo: 'Juegos de palabras para tomar decisiones' 670.cht Respuesta a 'Z I N E D E L A C O M U N I D A D' 3889.lqs Respuesta a '[RES] Realidad pixelada' 669.cht Respuesta a 'Z I N E D E L A C O M U N I D A D' 668.cht Respuesta a 'Z I N E D E L A C O M U N I D A D'
[VOLVER] [OP]
🎈 🐝 📜
>
Volver

Jorge Baradit One - 11 respuesta(s) - Registro: 3472
[][Tg / Wa / Fb / Tw]
La carrera de Jorge Baradit me recuerda a la historia de Genesis.

¿Sabían que la banda Genesis era originalmente de rock progresivo? Yo no lo creía. ¿La misma banda que tiene como tema más famoso "I can't dance" y "Land of Confusion"? ¿La que tenía como vocalista a Phil Collins, el autor de "In the air tonight" y "You'll be in my heart"? Resulta que no solo queda ahí, sino que además la banda tiene lo que es considerado por los críticos uno de los cinco temas de rock progresivo más importantes de la historia. O sea que la transformación de Genesis no solo consiste en un cambio de estilo, como Bestie Boys, que pasó del punk rock al hip hop, sino que además, logró la excelencia en lo que hacía.

Sí, recuerdo a Jorge Baradit y creo que eso pasó con él.

De hecho lo conocí como escritor de ciencia ficción, no como el personaje en el que se ha transformado ahora. Para mí este "Baradit 2" es parte del contexto histórico y social actual. No es ni bueno ni malo, solo se mueve junto con las circunstancias y hechos políticos de la segunda mitad de la década del 10. Todos hacemos eso en un sentido u otro, por convicción o necesidad.

Pero extraño los trabajos de Baradit, sobre todo los de su etapa inicial, pre Kalfukura, donde comienza a dar vida a una épica con un discurso tal vez político en mente. Era un Narnia.cl, de eso no cabe duda y se nota la existencia de un trabajo marketero, más producción en masa en la existencia del libro y el trabajo, ya la portada deja entender eso. Alguien tenía fe en sacar lucas, incluso en una franquicia, porque no. No resultó. Al menos como todos (yo también) esperábamos. No veo ninguna película financiada por Banco Estado, solo las weás que hizo Nicolás López en Netflix. A eso se limita nuestro éxito artistico. A un Seinfeld LATAM.

Nunca leí Kalfukura, pero como lector de su trabajo inicial, más primal, quería que triunfara. Creía que lo merecía. No estaba de acuerdo con el estilo infantil que estaba abordando, pero me sorprendía de grata forma que fuese capaz de crear un mundo y un trabajo alejado de las monstruosidades del calibre de Junji Ito que me tenía acostumbrado y que consumía alegre cada vez que publicaba algo nuevo. Como cuando Cormac mccarthy sacó "Todos los hermosos caballos". Bonito. Sorpresivo. Y si el libro tal vez no llegaba a una calidad literaria, por la cresta, como no vamos a tener un director capaz de limar las aspereas y estucar lo que le hacía falta, lo que necesitaba para llegar a convertirse en lo que esperábamos y tal vez necesitamos. Si alguien logró arreglar Ready Player One y hacer la historia una película más que decente, ¿Cómo va a ser imposible terminar Kalfukura para llevarla al cine?

Eso no pasó y aquí estamos.

Es bien weón el contexto al que llegué a la Baradit. Estaba buscando sobre comics en Google y por alguna razón me metía a una página llamada "El calabozo del Androide", estaba acostumbrado a leer un blog que se llamaba así, creo que de México.

Resulta que había uno de México y uno Chileno, por accidente me metía al nacional. El Calabozo era el blog personal sobre cultura pop de un escritor que tenía un enlace a Tau-Zero, donde a veces escribía.

Esa revista tenía joyas, recuerdo una con especial cariño llamada "Hoy conocí a un Ángel", creo que se llamaba así, un poema escrito por un español anónimo sobre un Satanás incendidado flotando en el espacio como un horror cósmico colosal. Las diferencias entre el bien y el mal se difuminan a través de las palabras del observador del ángel y ahí hay un punto válido sobre el origen y motivaciones de Lucifer. Ahí me topé con Jorge Baradit. Su cuento sobre vampiros. Lo que me llamó más la atención del cuento, es como les quitó todo el glamour. Resulta que en el mundo del cuento, los vampiros son una plaga. A través de la carta con la que se desarrolla la historia, el autor relata como los vampiros son criaturas que gracias a la adicción que desarrollaron por la electricidad durante el siglo XIX, se degeneraron mental y físicamente hasta verse reducidos a palomas o perros rabiosos colgados de los postes de luz, chupando corriente de los transformadores, imposibilitados de volver a la razón tras cada golpe eléctrico.

Sé lo que me llamó más la atención de la primera etapa de Baradit como escritor. Su mayor fortaleza, pero su mayor debilidad y volveré a analizar esto más adelante: Su tremenda imaginación. El tipo armó mundos e historias que no he vuelto a ver en ningún otro lado y para mí, si bien Ygdrasil vendría siendo su obra cúlmine en esos años Chaman Punk (Como he escuchado a algunos decir sobre su estilo), son sus cuentos en donde mejor brilla su talento. De hecho, de dos de ellos salieron dos de sus trabajos más sobresalientes, Karma Police (Me niego a llamarla Policía del Karma como le pusieron a la novela gráfica, supongo que por problemas de Copyright) y Kalfukura, basada en uno de sus relatos llamado La Conquista Mágica de América Latina.

Me gustaría hablar más de Ygdrasil. Para mí es Top Cyberpunk, y al mismo tiempo, es única en su forma. Para que estamos con weás, se parece mucho a Neuromancer, pero JB le da forma a algo propio. La novela se afirma sola, los personajes funcionan, el mundo presentado es brutal en sus extensiones espirituales y tecnológicas y al mismo tiempo, cotidiano. Te convence y te agarra. Si se puede, leanla. Recuerdo que esperé meses para poder comprarla. Fui al Mall de los cuicos que no recuerdo ahora como se llama, la busqué un montón. Me costó 9 lucas que le pedí a mis viejos que me las dieran. Era 2007 creo, tenía 16. La leí de una tirada durante los recreos y los ratos libres. Dos días me tomó. Era lo que esperaba y más. Ahí estaba el mundo que había alcanzado a divisar en sus cuentos cortos, esa fantasía mística y tecnológica de la que tanto quería leer más. Esa forma como "los poderes que son" tomaban lo sagrado de la realidad y lo ponían en una máquina, gracias a La Técnica(tm). Como eso sagrado no era ni bueno ni malo, solo...era. Y diferentes personas con distintas alineaciones lo usaba para su beneficio. Günther y el Selknam son mis personajes favoritos. Uno era el fantasma de un soldado muerto durante la Segunda Guerra mundial que servía como sistema de telecomunicaciones y el otro...bueno, en el especial de Tau Zero hecho para el lanzamiento de Ygdrasil hay una explicación de lo que es un Selknam.

Pero justo en el tercer acto de Ygdrasil es donde se ven los problemas que afectan la pluma de Jorge Baradit. Algo no calza. Se esfuerza por tomar el espíritu Dadá, pero el mono final se le desarma en las manos y sí, hablo del proyecto Empalme Rodriguez, cuya naturaleza y su descubrimiento es el motor de toda la novela. Y al desarmarse el motor que mueve la historia, fracasa el libro. No voy a detallar que es el Empalme Rodriguez, solo diré que a nivel novela es como tomarte un té sin azúcar de la máquina expendedora de la oficina. Apenas pasa por té si le hechas azúcar, pero sin ella, es agua con algo que simula ser ceylán. No alcanza a tomar la forma de que debe y haber publicado el trabajo así fue un error.

Creo que fue un error hacer el Empalme el centro de la historia. ¿Qué pasa con Los Perfectos? ¿Qué son? ¿Qué quieren? Según leí por ahí, son los bastardos detrás de todo y aunque poco y nada se sabe de ellos, pero sus origenes son claros: Fueron todas las personas que comieron de los panes y los peces que Cristo multiplicó. Ya esto me intrigaba,
¿Por qué no JB no los exploró más? No lo sé, pero me frusta 11 años después.

Luego está Synco.
Que gran oportunidad perdida es Synco. No pude terminarlo.

Pudimos tener un trabajo ucrónico tremendo, pero lo que obtuvimos fue...eso.
Y creo que el mayor problema de la novela es que nada, absolutamente nada en ella se siente natural. Y el mismo Synco ¿Qué era al final? Empalme Rodriguez 2.

Aquí JB es absolutamente flojo con su propio trabajo, sus propios deseos de mostrar un mundo o una mecánica tecnológica monstruosa y fabulosa. Se esfuerza, pero al mismo tiempo no. Y quizá eso se traduce en como arma todo. Lo más rescatable quizá sean la aparición de Miguel Serrano en el libro, que el autor respeta mucho. Quizá eso es lo que más hecho de menos de Baradit, ese JB 1 que no se comprometía con nada ni con nadie. Siempre fue de izquierda, pero no le importaba, o le importaba solo porque a alguien que le importaba le importase, jugar con la mente del lector y mostrarte la belleza estética y oculta de antologías e ideas opuestas y antagónicas a muerte, como si hicieran el amor el sol negro y los principios dialéticos de hegel detrás del marxismo, con cada fragmento del mundo ocultando un secreto maravilloso, como lo que hace Togashi en Cazador X. Y da lo mismo la ideología y los hombres que las sostienen. El mistiscimo que irradia Jorge Baradit en sus mejores textos dan cuenta de eso.

Ya decepcionado y alejado de él como personaje político y de opinión, que para mí fue ver al héroe de mi infancia convertido en lo que siempre odió, lejos de La Historia Secreta de Chile 1, 2 y 3 (Los podcasts que hacía con Francisco Ortega son infinitamente superiores), me enteré hace un año aproximadamente que había lanzado un nuevo trabajo titulado, "La Guerra Interior". Por desgracia para mí, el 60% de estos cuentos ya habían sido publicados en Tau Zero, y los inéditos me parecieron pasables, pero uno, excepcional.

No tiene ningún ingrediente fantástico, no tiene nada espeluznante ni cyberpunk y aún así encontré es el mejor trabajo de todo el libro y del Baradit 2. No me malinterpreten, los demás están bastante bien, solo tal vez me dió el bajón de ya haberlos leído. Pero este se ganó toda mi atención. Es la historia de un inmigrante árabe en Valparaíso. Como se luce JB en esta por la chucha. La melancolía, la pena, la desgarradora cotidianidad de extraño en tierra extraña. De los fracasos, del dolor, del abandono del que fue y es tanto víctima como victimario, de saberse estar atrapado en un ciclo abrasador cuyo escape depende de resolver un acertijo irrompible sin las herramientas adecuadas y lo mejor de todo es que es un Jorge Baradit nuevo, uno que no se sostiene de la locura por el bien de locura o ser dadaista por el bien de ser dadaísta: existe una sustancia mucho más profunda y poderosa de lo que conocía y estaba acostumbrado de él.

Espero un Jorge Baradit 3. Uno que regrese a sus origenes ocultistas anárquicos. Que hace agarrarse a combos a Roza Shanina y Maria Orsitsch en un galpón de Santiago Centro o en un bosque del sur mientras suena un mixtape que incluye GG Allin, Led Zepelin, Cantos Gregorianos y 999999999 y vemos como el odio da paso a otra cosa. Espero ese Baradit que le baje a la imaginación explosiva y refuerce su estructura y técnicas. Donde corra el fuego y las serpientes pero ya no carentes de forma, fugándose por cien lugares a la vez, víctimas de una gasfitería deficiente para terminar desparramándose en el patio sin verse a plenitud. Que su prosa renazca como merece desde hace más de diez años. Que da nacimiento al sonido y la furia, un Punk Rock Progresivo con técnica, forma y fondo. Espero todo lo nuevo que tiene para ofrecer como cuando lo leía de pendejo sentado en la grada del gimnasio de un colegio de La Florisa y me volaban la cabeza en silencio mientras levantaba la cabeza de vez en cuando para ver a mis compañeros jugar a la pelota.

Eso espero, por una parte de mí todavía está sentado ahí, a punto de llegar al tercer acto.
Lo que es bueno para la abeja es bueno para el panal
Qué buen post! Gracias.

De Baradit supe por primera vez hace años, buscando información sobre ciberpunk local llegué a synco. Nunca lo leí, pero me gustaba la página que estaba bastante bien lograda. No volví a saber de él hasta "Historia secreta...", de los que leí las dos primeras versiones, concluyendo en ambos, que es una lectura simpática, con varias licencias de autor para nada reprochables pero que recordaban que no se trata de un libro de historia sino una interpretación personal de historias conocidas cuyos baches se llenaban con la creatividad del autor.
Las redes sociales, me da la impresión, al impersonar tanto a los individuos como sí mismos hace que terminen siendo una versión hiperbolizada de sí mismos. La vehemencia de izquierda moraloide termina comiéndose a la persona que, muy posiblemente, en su fuero interno así como en su vida cotidiana, debe ser mucho más tranquila. A Baradit lo he leído un par de veces en esa situación (en Twitter), enfrascado en discusiones tercas con individuos que o no están capacitados para argumentar o sus argumentos son débiles y su diálogo consiste en levantar hombres de paja a nombre del otro.

Este hilo está calzado para estar en /cht ojalá lo muevan.
Lo que es bueno para la abeja es bueno para el panal
A Baradit lo conocí hace más de una década en unas reuniones online sobre estudios de ocultismo. Luego, me di cuenta de que era conocido-colaborador de un amigo escritor y conversando un poco con él, me dio la impresión que era parte de toda esa generación veinteañera de los noventa a la que le hubiera gustado haber nacido diez años después (salfate, pera, baradit, el pelao de logia y todos esos "nerds" con gustos freaks que querían generar "cultura"). Ya de adulto, nunca tuve más contacto con él, pero lo que he visto en TV, no es ni la sombra del sujeto que conocí en los 200x. Antes tampoco lo encontraba tan genial, siempre pensé que era, al igual que Sergio Fritz, un ñoño que no sabía leer textos mistéricos y sólo se dedicaba a especular de ellos con sus fantasías favoritas. Sin embargo, ahora no da ni para eso, se transformó en el maniquí típico de un programa gringo importado a chile.
PS. A la mayoría de los personajes de esa generación le pasó lo mismo, incluso a los escritores de esa onda que no son famosillos. El único que se ha mantenido igual, a mi parecer, es el Pera, pero la verdad no sabría decir si es mi impresión o, en realidad, es igual que antes.
Lo que es bueno para la abeja es bueno para el panal
contenido

Oh no.
Lo que es bueno para la abeja es bueno para el panal
Qué opinará @baradit del comentario de OP?
Lo que es bueno para la abeja es bueno para el panal
Esto debió doler:
contenido

Y a mí en lo personal también. Supongo que quiso vender una imagen y la situación se le salió de las manos. Este video, este conflicto en particular muestra la separación de estilos del Baradit Uno y el Nu-Baradit. ¿Qué buscaba con pintarse los colores de la izquierda progresista cuando no lo era? ¿Porque aparentar algo que se es?

Su tumblr (que ahora borró) es un buen testimonio de como era JB antes de todo el "re-work". NSFW. contenido

Por la cresta, esto nunca fue un problema antes, cuando era parte del underground literario, cuando no se es honesto con uno mismo y lo cree, tal vez si lo es.
Lo que es bueno para la abeja es bueno para el panal
Donde quedó el cyberpunk Jorge Baradit, por la cresta.
Lo que es bueno para la abeja es bueno para el panal
Qué tedio siento con esta excesiva cultura de la omniopinión...
Lo que es bueno para la abeja es bueno para el panal
>>11 a qué te refieres? me gustaría entender el concepto al que te refieres, la omniopinion
Lo que es bueno para la abeja es bueno para el panal

[][]
13
Largo de mensaje
0/16008