[ panal ]   [ jovis ]   [ sapiens ]   [ lqs ]   [ sya ]  
[ Inicio ] [ Exposición Permanente ] [ Hemeroteca ] [ Otros sitios ]
Ya está disponible el PropóleoZine #2.
Disponible en la hemeroteca.
>v

Antiguamente cuando dos amigos heterosexuales construían una amistad fuerte, muy a menudo eran tildados de homosexuales.

Actualmente la homofobia está disminuyendo, por lo que el "bromance" se puede entender mejor sin prejucios ni preconceptos:

Hombres que tienen muchas cosas en común, que han compartido una vida desde el colegio y que disfrutan similares hobbies o intereses (que una mujer no comparte: videojuegos, comics, motores, visión de la sociedad, etc).

El auge del "bromance" es muy bueno para el hombre, desde el punto de vista emocional, motivacional y en el apoyo en conflictos existenciales.

LINK

Basado en las entrevistas del estudio, el "bromance" es comunmente atacado con desdén por sus parejas femeninas, que sienten que su papel (el de ellas) se reduce sólo a la satisfacción sexual de sus parejas.
[]
(que una mujer no comparte: videojuegos, comics, motores, visión de la sociedad, etc). Sal de la casa nerd culiao
Estamos tan alienados que se ha vuelto normal que los hombres héteros duerman con otros o reemplacen atención femenina por la de hombres.
Es un síntoma de un aspecto preocupante de nuestra sociedad.
>>2 buen argumento, aweonao
Hay mujeres que pueden tener distintos intereses y ser interesante, pero casi nunca es atractiva físicamente, así que por eso es la mina-amigo y el concepto de "bromance" podría seguir intacto cuando no hay atracción sexual.

De hecho tenía una compañera en la U que se las daba de mecánica con la camioneta de su viejo.

¿Puede una mina atractiva sexualmente ser interesante? si.. pero no lo necesita, igual tiene miles de babosos a la siga.
- ir a la disco.. ma selfie
- ir de viaje... uga uga selfie
Tengo polola y bromance. Entiendo sin dificultad de lo que trata el artículo, pero comprendo que no sea tan fácil para todos (en especial, quienes no tienen ni novia ni mejor amigo)... discrepo sí con que el papel de la mujer quede reducido unicamente a la satisfacción sexual, pero la relación es diferente, no menos rica y enriquecedora, sino diferente. Al final se trata de que, si existe la oportunidad de entregar afecto por alguien ¿porqué no hacerlo? y hacer proyecciones con todo, y considerar que todo lo que yo sospecho que es gay, es gay es demasiada estrechez de mente.
Lo digo así de simple: he dormido con mi amigo ¿besándonos? obvio que no, solo tapados con la misma frazada. Eventualmente nos hemos rozado una pierna pero sin ninguna trascendencia sexual. No se si se entiende, pero es muy parecido a tocarle el hombro a alguien en la micro cuando frena fuerte y es inevitable: no pasa nada, nadie acosa a nadie y no hay nada afectivo/sexual de por medio.
>>2
Robaste mis palabras

Igual hay que saber buscar... Soy mujer y algunas cabras que conozco tienen todos esos intereses que tú dices que las mujeres no tenemos...
A mi por lo menos me gusta ver películas,leer libros o cómics, el anime, hablar y hablar cosas de todo tipo y compartir opiniones... También me gustan algunos juegos y tengo una pequeña afición a las cartas :B
Personalmente no me considero un esperpento físicamente, llamo la atención del sexo opuesto pero por lo general no encuentro a personas con los mismos gustos que yo o al final me terminan aburriendo porque sus conversaciones no me aportan en nada y se ve que solo quieren cachita free.

Un pololo que tuve era uña y mugre con su mejor amigo, él iba quedarse en la casa del otro y viceversa. Nunca sentí celos al respecto, encuentro genial eso de poder tener una amistad de años que incluso se vuelva como una relación de hermanos, además a él lo veía super contento cuando su mejor amigo venía a vernos.
No sé wn, esas amistades son la raja.
Mi único bromance literalmente es mi hermano (bro) de sangre.

Según lo que entendí del artículo, el "podría" afectar a las mujeres depende de ellas mismas, si sienten celos, inseguridad, etc es cosa mental de ellas y no debería afectar la amistad de dos compadres.

Si ella siente que su papel se ha relegado sólo al sexo, pues que le ponga de su parte en otras materias.
La empatía tiene un límite, así como un hombre jamás podrá saber qué se siente tener dolor de ovarios, una mina tampoco podrá saber cuánto duele un golpe en los testículos. Podrá racionalizarlo, pero jamás sabrá cómo es realmente.

De la misma forma, las mujeres tendrán conflictos internos (motivaciones, sentimientos, etc) que los hombres nunca podremos comprender del todo y viceversa.

Ahí creo que es vital tener un amigo del mismo género, que pueda comprender al máximo los conflictos de su "bro", no sólo por llevar varios años juntos, sino porque también ha sentido o pasado por lo mismo.

Por experiencia personal, contarle tus conflictos internos a una mujer no resuelve mucho, y en el peor caso te lo sacará en cara en alguna discusión a futuro.
Según mi punto de vista, cuando haces amistad profunda con amigo, comparten intereses y tal, la amistad puede durar mucho tiempo, años sin conflicto alguno.

Cuando pasa lo mismo pero ambos son de sexo opuesto, construyen una sólida amistad, se llevan bien y comparten mismos gustos, también puede ser, el problema es que acá puede que alguno empiece a sentir "más que amistad" por el otro y termine frienzoneado (no correspondido). Ahí la cosa no tiene más remedio que irse al carajo.

Por otro lado, cuando conoces a una persona del sexo opuesto y hay atracción, las cosas comienzan a partir de ahí: puede ser una relación sólo sexual o tratar de construir desde ahí intereses en común, lo que no siempre se da con tanta naturalidad.

En este último caso, es más una negociación implícita donde uno cede a los gustos del otro, a cambio de que el otro ceda a los intereses de uno. e.j. me acompañas al estadio y yo te acompaño a las clases de salsa.
>>9
Por experiencia personal, contarle tus conflictos internos a una mujer no resuelve mucho, y en el peor caso te lo sacará en cara en alguna discusión a futuro.
Tengo un fuerte conflicto con esto.


Soy realmente algo corto para comprender las indirectas con naturalidad. Me falta esa "avispación" de ver entre lineas, ver entre los comportamientos, darme cuenta de esas cosas contenidas en las miradas furtivas y ver más allá de las intenciones inmediatas de las personas. Puedo comprender algunas cosas ya por costumbre, por el tono de las palabras o cosas así, puedo inducir lo suficiente para poder desembolverme en sociedad. Pero limitada capacidad de entender indirectas (y que no sé bien cómo entrenar) me ha significado ciertas dificultades afectivas. Ciertos desencuentros, pero por sobretodo, muchas malas interpretaciones han sido por causa de ello. Mi polola me tuvo que educar un poco en la comprensión de algunas cosas, yo terminé, por prueba y error, recordando lo básico, por así decirlo, del catálogo de indirectas de ella. Naturalmente si de pronto tuviera una relación con alguien más, tendría que partir casi de cero en la comprensión de esos detalles (digo casi cero, porque alguna cosa analogable deberá haber). Los desatinos de mi parte sin querer son algo natural, pero he ido regulándolos con el tiempo.


Para poner ejemplo: una vez en plenas labores académicas una chica intentó aplicar encantos femeninos para obtener alguna ayuda ventajosa de mi parte. la evaluación duraba 1 hr y media. ella comenzó a aplicar su táctica app en el minuto 50. hasta el minuto 70 sinceramente no me di cuenta, pero un amigo mio que estaba dando la prueba con ella, le sacó la película y el en el minuto 65 ya calificaba el flirteo la chica como descarado. en el minuto 75 recién me comencé a dar cuenta porque elevó la osadía de sus actos a tal punto que sí lo noté. La técnica de ponerse detrás de ella y mirar desde arriba para no establecer contacto frontal funciona super bien para invalidar dichas tácticas sucias. Mi amigo que le sacó la película a la chica me preguntó cómo fue posible que mantuviera mi actitud monacal para con ella sin dejarme siquiera seducir por sus atributos ni por sus halagos. La verdad, no fue sino hasta casi el final de la prueba que no me di cuenta que estaba intentando ser "hackeado" por ella. De igual forma hay bromas que a veces me hacen en el trabajo que no puedo comprender hasta mucho reflexionarlo, y a veces derechamente les pregunto porque no las entiendo del todo.



Por salud mental, me propuse aprender de las indirectas y de las palabras entre lineas para mejorar la relación con mi polola en primera instancia y a su vez ella se propuso ser menos indirecta para sus cosas conmigo. Ella es naturalmente transparente, pero en su lenguaje. Adaptar la transparencia al lenguaje directo es algo desafiante porque a veces hay palabras duras o políticamente incorrectas en sus ideas. Ambos nos hemos educado mutuamente hasta cierto punto de balance, pero como contraparte faltan "los romanticismos" o esas cosas que dan mariposas en la guata a ratos.


A qué cresta quiero llegar con todo esto: la transparencia y la directitud de la comunicación si bien me ha ayudado un montón con mi relación de pareja, también ha otorgado recuerdos que ella puede revivir para intensificar alguna sensación de malestar cualquiera. La experiencia con esa chica jaquer se la compartí a ella porque en su conjunto para mí fue algo triste. Quizás cuantas veces mi polola en sí se sintió impotente porque no lograba obtener de mí respuestas acordes a sus insinuaciones en los inicios y no tan inicios de la relación. Cuánta frustracion por no poder comprenderme , cuando ni yo mismo me había racionalizado de esa manera. Se lo conté para que no se sintiera mal y entendiera que quizás yo soy menos receptivo de lo habitual a ese tipo de mensajes. Por una parte, le hizo sentir bien que yo, al darme cuenta del hackeo, optara por evadirlo antes de que fuese efectivo. Pero por otra parte le causó pena el que ella nunca me halla hecho sentir así, "hackeado", seducido.

De la misma forma en que yo he compartido cosas así, ella me ha compartido de forma sincera y auténtica algunos conflictos y pensamientos que le rondan por la cabeza. Algunas veces que han sido cosas "matapasiones" en un sentido no sexual, cosas que incluso podrían hacer que uno se cuestionara si a uno lo quieren o no, he oido de forma paciente y e intentado ver más allá de lenguaje inmediato. Otro ejemplo, pero positivo. Ella me ha compartido regularmente cosas que le rondan por la cabeza y gracias a eso he comprendido que su velocímetro emocional marca mucho más alto que el mío. He aprendido que ella es algo más volátil y variable que yo en sus sentires. Y de esa forma, en lugar de juzgar una idea suelta como tal, intento apreciarla en ese contexto de montaña rusa de feels e ideas, y la verdad cambia la apreciación.


Compartir transparentemente las cosas me gusta, y es el camino que escojo para relacionarme con la pareja cuando ella es digna de ello. Pero aún así hay rincones de mí que no comparto, como por ejemplo, mis problemas internos conmigo mismo o las cosas externas que para mí pueden ser problemáticas. Ocasiones donde me siento angustiado, problemas en el trabajo, alguna dolencia, son cosas que no comparto mientras no estén resueltas. E incluso resueltas, evaluo seriamente compartirlas o no. claro, a menos que para ambos sea edificante de alguna forma compartir dicha informacion.
>>11 ahí ves que tu eres su pleno apoyo en todos sus momentos, hasta los malos. Porque siempre quieres agradarla, incluso cuando no te sientes digno de su cariño.

Pero te guardas tus problemas más brígidos porque sabes, de forma bien interna, que tu pierna no sabrá cómo reaccionar ante ellos y que probablemente "le sirvan" como municiones en futuras discusiones.

Por lo que leo tú tienes más que ofrecer en la relación que ella, pero tu inseguridad te juega en contra.

No estoy en tu pellejo, así que puedo estar muy equivocado, es sólo lo que saco de lo que acabas de escribir.
Años más tarde, una ex me envió un par de wall of texts por whatsapp: en resumen se arrepentía de haber terminado nuestra relación, que fue una decisión inmadura, que aún me ama y bla bla bla.

Mucha agua ha pasado bajo el puente, ya es tarde para arrepentimientos y en su momento le di dos semanas para meditarlo, no me interesaba su amistad en ese momento ni tampoco me interesa ahora. Conociéndola sólo quiere salidas gratis a los bares y restaurantes que acostumbrábamos a ir (y donde yo invitaba y pagaba todo)

Leyendo entre líneas no me ama, sólo quiere a alguien confiable y económicamente estable para tener un hijo. Lo siento, pero ese tren salió hace rato.

Le habría contestado muchas cosas, pero preferí dejarla en visto. Incluso bloquearla sería darle mucha importancia, por lo menos para que ella lo perciba de esa forma.

[]
Largo de mensaje
0/16008